Google
la Web www.elvigilantedeseguridad.es
En busca de la inmediatez y comodidad de todos, las noticias de interés actual, seguridad privada y ámbito policial, se compartirán únicamente en nuestras redes sociales, centrando la web principalmente como temática laboral y profesional.


Esperando que la decisión sea del agrado de todos, les dejo a continuación los enlaces directos donde pueden seguir todos los artículos y noticias.

Parada cardiorespiratotia

CONCEPTOS Y DEFINICIONES:

Paro Cardiorrespiratorio:
El paro cardiorrespiratorio, PCR, se define como la interrupción, potencialmente reversible, brusca e inesperada de la circulación y la respiración
espontánea.
La PCR, conlleva un déficit en la oxigenación de los tejidos, en el aporte de otros nutrientes y en la retirada de los desechos del metabolismo celular, la consecuencia directa es la muerte de las células de los distintos tejidos, en un tiempo variable.

Reanimación Cardio-pulmonar Básica:
La reanimación cardio-pulmonar básica, RCP-B, es el conjunto de maniobras que hacemos con nuestras manos ante una situación de PCR, con el fin de sustituir la función que falte en la víctima y facilitar una posible recuperación posterior de la misma. En otras palabras: el boca a boca y el masaje cardíaco externo.
El principal peligro de la PCR es la muerte de las neuronas (células
del cerebro) por falta de oxígeno, ya que mueren en un periodo que
oscila entre los 4-8 minutos, provocando la muerte de la víctima o dejando
secuelas irreversibles.

Dado que disponemos de un margen de tiempo, relativamente breve, desde que se da la situación de PCR hasta que las neuronas mueren irreversiblemente, se recomienda que la RCP-B se inicie lo más precozmente posible (en los 4 primeros minutos) a fin de conseguir los mayores porcentajes de éxito.

CAUSAS DE P.C.R.

1. PARADA RESPIRATORIA:

Es el cese de la respiración espontánea, y conlleva un defecto en la oxigenación. El aire que queda en los pulmones es suficiente para permitir que durante un periodo de 2 minutos aproximadamente el corazón sea capaz de continuar bombeando sangre, aportando sangre al resto de los tejidos.

Las causas que más típicamente originan un paro respiratorio son:
-Pérdida de conocimiento y caída de la base de la lengua.
-Traumatismos de cabeza, cuello y tórax.
-Obstrucción de la vía aérea - ahogamiento.
-Crisis asmáticas – alérgicas.
-Intoxicaciones (gases, drogas,…)

La reanimación de estas víctimas, mediante la administración temprana de soporte respiratorio, será más fácil y dejará menores secuelas.

2. PARO CARDIACO:


La parada súbita del corazón, provoca inmediatamente una parada tanto de la circulación, como de la respiración. Esto, a su vez, hace que no llegue sangre oxigenada y con nutrientes a los tejidos.

En esta situación el sufrimiento de las células comienza desde el primer momento, siendo una situación más difícil de manejar y presentando mayor riesgo de secuelas

SECUENCIA DE ACTUACIÓN: 
1. ASEGURAR la escena. (P.A.S.)

2. COMPROBAR el estado de CONSCIENCIA de la víctima:
A. 
Acercarse a la cara y en voz alta preguntar (¿Se encuentra bien?).
• Si no responde,…

B. Estimular dolorosamente a la víctima (pellizcar, sacudir suavemente
los hombros,…)

• Si responde pase a realizar una correcta valoración secundaria y
ponga solución a los problemas que vaya detectando.
• Si no responde, la víctima está INCONSCIENTE.

3. Sin abandonar a la víctima GRITAR PIDIENDO AYUDA y colocarla en
POSICIÓN DE REANIMACIÓN
 (boca arriba con brazos y piernas alineados
sobre una superficie rígida, y con el tórax descubierto)

4. .ABRIR LA VIA AEREA realizando la maniobra frente mentón: con ello
evitamos que la base de la lengua impida el paso de aire.


5. Mirar dentro de la boca de la víctima buscando cuerpos extraños, y si
son visibles retirarlos realizando un BARRIDO DIGITAL.


6. COMPROBAR si la víctima RESPIRA normalmente (ver, oír, sentir).
A.

Si la víctima respira normalmente:
• Colocarla en P.L.S. (Posicion Lateral de Seguridad)


Ampliar esta imagen. 


•Llamar al 1-1-2 o buscar ayuda.
• Comprobar periódicamente que continúa respirando.

B. Si la víctima no respira normalmente,…
• Llamar al 1-1-2 o enviar a alguien a por ayuda (si estamos
solos abandonaremos a la víctima para llamar al 1-1-2).
• Luego pasamos al paso 7

7. Comprobar pulso y signos de vida.
A. Si la víctima tiene pulso: 1 ventilación cada 5 segundos



B. Si la víctima no tiene pulso: INICIAR 30 COMPRESIONES torácicas



8. Con la vía aérea abierta (frente-mentón) REALIZAR 2 INSUFLACIONES
Si el aire no pasa en la 1ra insuflación, nos aseguramos de que
estamos haciendo bien la maniobra frente-mentón y realizamos la
2da. Entre o no entre aire:

9. Alternamos compresiones – ventilaciones en una SECUENCIA de 30:2

10. NO INTERRUMPIR salvo que la víctima inicie respiración espontánea, el
socorrista se agote o llegue ayuda especializada.


SOPORTE RESPIRATORIO:

Ante la falta de respiración debemos insuflar aire a la víctima, para lo cual:
1. Mantendremos abierta la vía aérea usando la maniobra frente mentón evitando así la caída de la base de la lengua (con los dedos índice y medio de una mano bajo el mentón elevamos la mandíbula al tiempo que nos ayudamos con la otra mano tirando de la frente hacia atrás).
Retiraremos cualquier cuerpo extraño visible y accesible.

2. Comprobamos que efectivamente la víctima no presenta respiración normal, viendo, oyendo y sintiendo, durante aproximadamente 10 segundos.

Una vez que hemos comprobado que la víctima
no respira normalmente, llamaremos al 1-1-2


3. Cuando tengamos que ventilar elegiremos una TÉCNICA DE VENTILACIÓN, en función del tipo de paciente:
-BOCA A BOCA
Se puede emplear en víctimas mayores de 8 años.
Tendremos cuidado en mantener abierta la vía aérea, tapar la nariz correctamente y sellar bien nuestros labios con los de la víctima.

-BOCA A NARIZ
Se puede usar en víctimas con heridas en la boca, lesiones mandibulares que impidan su apertura o intoxicaciones.

-BOCA A ESTOMA
Emplear en pacientes que presentan un estoma de traqueotomía

BOCA A BOCA-NARIZ
Es la técnica de elección en recién nacidos y lactantes.
Sellar bien nuestra boca abarcando la nariz y la boca de la víctima.

4. Introduciremos aire en los pulmones de la víctima lenta y progresivamente
(aproximadamente durante 1 segundo). La cantidad de aire que debemos administrar a la víctima ha de ser la suficiente para que el pecho de la misma se eleve (mientras insuflamos miramos el pecho de la víctima).

5. Nos retiraremos y dejaremos que sea el pecho de la víctima el que
expulse el aire de los pulmones al recuperar su posición normal.

SOPORTE CIRCULATORIO:

Ante la AUSENCIA DE RESPIRACIÓN Y CIRCULACIÓN, debemos iniciar cuanto antes las compresiones torácicas, a fin de que la sangre se mueva por el organismo tratando de mantener un aporte de oxígeno para el propio corazón y el cerebro de la víctima.

Una vez COMPROBADA LA AUSENCIA de respiración normal avisamos al 1-1-2 y comprobamos pulso y signos de vida. Si no hay pulso iniciamos las compresiones torácicas:

El reanimador colocará las manos en el centro del pecho del
paciente, a la altura de la línea imaginaria que une los pezones y
siempre sobre el esternón
, cuidando de no apoyarse ni dejar caer
el peso del cuerpo sobre las costillas.

Nos colocamos de manera perpendicular al tórax de la víctima y
realizamos compresiones que depriman el pecho de la víctima
unos 4 – 5 cm a un ritmo aproximado de 100
compresiones por minuto, dejando que el tórax recupere su
posición normal.

Después de cada interrupción para la realización de las insuflaciones,
el reanimador recolocará las manos en el punto indicado.

NO SE DEBE DETENER EL MASAJE CARDIACO para reevaluar al
paciente, salvo que inicie respiración normal.

Si no tenemos medidas de autoprotección o dudamos a la hora de hacer el boca a boca, haremos sólo compresiones torácicas.

INTERRUPCIÓN de la maniobra de RCP:
Una vez iniciadas las maniobras de reanimación, éstas NO DEBEN INTERRUMPIRSE
NUNCA
 salvo que se dé una de las siguientes situaciones:
1. La víctima recupera respiración normal.
2. Llega ayuda especializada y el medico nos pida que interrumpamos la reanimacion.
3. El socorrista se encuentra agotado.

0 Comentarios:

Artículos más visitados